El Consejo de la Magistratura de la Nación reunido en plenario (Matías Baglietto)
El Consejo de la Magistratura de la Nación reunido en plenario (Matías Baglietto)

Después de una larga batalla de los jueces por no pagar el impuesto a las Ganancias, con el argumento de la intangibilidad salarial como garantía de su independencia, finalmente el debate quedó saldado. El Consejo de la Magistratura aprobó hoy el Protocolo que fija cómo será la retención de este impuesto para los magistrados, funcionarios y empleados del Poder Judicial nacional que ingresaron a partir de 2017, incluidos los que vienen de carrera judicial, como los secretarios de juzgados, de la Justicia provincial o del Ministerio Público Fiscal. Los que fueron designados con anterioridad al 31 de diciembre de 2016 continuarán exentos de pagar este gravamen.

Según lo aprobado durante la reunión del plenario por unanimidad, no estarán alcanzados por Ganancias los ítems salariales correspondientes a “compensación jerárquica”, “compensación funcional” y “bonificación por título”.  Y parcialmente alcanzados, la “bonificación por antigüedad” y  la “permanencia en la categoría”, proporcionalmente  a la participación en el salario de los conceptos alcanzados por el impuesto. La resolución está  en línea con lo resuelto en la acordada 56/1996 de la Corte Suprema.

Fuentes del Consejo calcularon ante Infobae que estas exclusiones implicarán que los nuevos magistrados sufrirán una retención de alrededor del 12% de su sueldo. Según explicaron en el organismo, el porcentaje variará ligeramente según el caso. Esta resolución alcanzará a más de 100 jueces y a varios centenares de funcionarios judiciales.

El sueldo de un juez nacional o federal, dependiendo su antigüedad, se ubica por encima de los $170.000 mensuales y puede llegar hasta los $250.000. Según las estimaciones preliminares, la retención de Ganancias que sufrirán los nuevos magistrados pasaría a ser de entre $20.000 y $30.000 por mes.

Los descuentos comenzarán a aplicarse a partir de las remuneraciones correspondientes al mes de enero de este año, y “los importes que no hubieran sido retenidos hasta la puesta en marcha del presente Protocolo serán descontados en los meses siguientes en forma proporcional, hasta alcanzar el cumplimiento de la obligación anual en el año calendario”, según el texto de la reglamentación a la que accedió este medio.

“Nos parece un avance importante en la dirección correcta, para lograr que cada vez más jueces paguen Ganancias, bajo una única reglamentación”, sostuvo el ministro de Justicia, Germán Garavano, a Infobae.

Hoy, de los nuevos jueces designados a partir del 1º de enero de 2017, algunos de ellos estaban pagando y otros no, por distintos planteos de “inequidad salarial” respecto de sus pares, que este Protocolo busca saldar.

Para el común de los contribuyentes, la alícuota del gravamen de Ganancias es progresiva: arranca en el 5% y llega hasta el 35% para los sueldos más altos. Se calcula sobre el excedente del mínimo no imponible, una vez hechos los descuentos y las deducciones, tomando el sueldo neto.

Una ley sancionada a fines de 2016

El pago de Ganancias para todos los magistrados que asumieron a partir del 1º de enero de 2017 había sido establecido por la Ley 27.346, impulsada por el diputado y consejero del PRO Pablo Tonelli y sancionada en diciembre de 2016.

El diputado Pablo Tonelli, impulsor de la ley para que los jueces paguen Ganancias (J. Ferrario)
El diputado Pablo Tonelli, impulsor de la ley para que los jueces paguen Ganancias (J. Ferrario)

Sin embargo, su aplicación para quienes ya se desempeñaban en la Justicia había sido frenada por un amparo de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia nacional. Pero en noviembre pasado la Corte Suprema revocó esa medida cautelar y resolvió –con el voto de sus cinco miembros– la constitucionalidad de la norma. En su acordada sostuvo que todos los que juraron a partir del 1 de enero de 2017 – no solo los que vienen del ámbito privado, sino también los de carrera judicial–, debían pagar el gravamen.

Luego de un acuerdo conciliatorio entre el Ministerio de Justicia de la Nación, el Consejo, el Ministerio Público y la Asociación de Magistrados, había quedado pendiente la reglamentación sobre los ítems a los que se iba a aplicar el descuento de Ganancias.

Esta mañana, a propuesta del consejero del Poder Ejecutivo, Juan Bautista Mahiques, el plenario del Consejo se constituyó en Comisión de Administración conjuntamente con la Comisión de Reglamento y aprobó el Protocolo que buscó saldar así las diferentes situaciones referidas a los nuevos magistrados.

Desde la Asociación de Magistrados le adelantaron a este medio que no prevén ya hacer nuevas presentaciones judiciales sobre este tema. La reglamentación del Consejo fue tomada con resignación por un sector de la organización. “Es lo que hay, podría haber sido peor“, admitieron. Sin embargo, hay otro grupo que sigue sosteniendo que el pago de Ganancias por parte de los jueces “implica violar la intangibilidad salarial prevista en la Constitución“.

Como consecuencia de que los integrantes del Poder Judicial, a nivel nacional y provinciales, se encuentran exentos del pago de Ganancias, la AFIP deja de recaudar el 0,06% del Producto Bruto Interno. En 2018, ese monto significó un total de $6.911 millones.



Source link