Por Susana Ceballos

Eliana Guercio y Sergio Romero, Demichelis y Evangelina Anderson, Ximena Capristo y Gustavo Conti, Gonzalo Heredia y Brenda Gandini
Eliana Guercio y Sergio Romero, Demichelis y Evangelina Anderson, Ximena Capristo y Gustavo Conti, Gonzalo Heredia y Brenda Gandini

Eliana Guercio y Sergio “Chiquito” Romero

Se conocieron en el 2008 en un boliche de Comodoro Rivadavia donde ella había ido a hacer una presencia. Él ya brillaba como arquero en la Selección Sub 20 y luego de un paso por Racing había logrado un contrato con el AZ Alkmaar de Holanda. Ella era una vedette conocida que integraba los elencos de Gerardo Sofovich y además había participado en Bailando y Patinando por un sueño.

Mujer aguerrida, todavía se recuerda la vez que, enfurecida por lo que decían de ella en el programa Intrusos, se levantó y al grito de “a mí nadie nadie me llama puta“, le revoleó un cachetazo a Marcelo Polino que coronó con un tajante: “Estoy cansada, me hartó“. Días después le preguntaron si lamentaba el incidente y redobló la apuesta: “Por supuesto que estoy arrepentida… Arrepentida de no haberle pegado más fuerte”.

Eliana Guercio y Sergio Romero
Eliana Guercio y Sergio Romero

Cuando la Guercio y Romero iniciaron su romance pocos le daban chance. Él comenzaba su carrera en Europa y ella estaba en un momento de mucha exposición y trabajo en la Argentina. Además el arquero había cumplido 21 y ella, 31.

Pero el flechazo inicial se transformó en decisión de vida. A los dos meses de relación Guercio renunció a la obra La fiesta en el lago y se fue a vivir con el jugador. No habían cumplido un año de romance y se casaron en el Registro Civil de Lanús. A la salida Eliana dijo: “Este es el nacimiento de mi familia, algo mucho más importante que mi carrera profesional“. Y se ve que era cierto porque abandonó sus proyectos laborales y se instaló en Europa.

Desde entonces están juntos. La otrora guerrera se transformó en una mujer de perfil bajísimo y en la ídola de miles de mujeres en el Mundial de Brasil. Porque su marido, además de una actuación brillante como arquero, se había convertido en un hombre muy deseado, piropeado por la mismísima Rihanna. Pero Guercio no solo era la esposa de un sex symbol, además había logrado romper el estereotipo o prejuicio que indica que las mujeres pueden salir con hombres mayores pero al revés, no.

Sergio Romero y Eliana Guercio en el evento “United for UNICEF Gala Dinner” en el Old Trafford de Manchester. (Foto AFP)
Sergio Romero y Eliana Guercio en el evento “United for UNICEF Gala Dinner” en el Old Trafford de Manchester. (Foto AFP)

Guercio y Romero ya llevan una década de matrimonio y son los papás de Jazmín, Chloe y Meghan Ivy. El año pasado para el Día de los enamorados, y mientras Eliana estaba en un programa de televisión, Romero le mandó un impresionante ramo de rosas con una carta que decía: “Para mi amor, solo porque te amo. Mi reina, Feliz día de San Valentín, te amo mucho. Sergio. Quizá no siempre te lo diga, pero espero que sepas que eres todo en mi vida“. Meses después, al cumplir un nuevo aniversario y desde Arabia, donde el arquero estaba con la Selección, le envió un inmenso corazón formado por rosas rojas y blancas con el número 10.

La pareja se quiere y lo demuestra. Eso sí, que nadie se meta con Romero porque entonces vuelve a “saltar” la Eliana aguerrida, la misma que le advirtió a la mismísima Rihanna que si seguía escribiendo cosas lindas sobre su marido es “capaz de tomarme un avión, los que me conocen, saben”. “Y Polino también”, se olvidó de agregar.

El tuit de Sergio “Chiquito” Romero para Eliana Guercio
El tuit de Sergio “Chiquito” Romero para Eliana Guercio

Evangelina Anderson y Martín Demichelis

La historia de amor entre la vedette y el jugador comenzó con una broma que resultó mucho mejor de lo esperado. Evangelina protagonizaba una obra de verano en Carlos Paz. Martín, que pasaba unos días en una localidad cercana fue a ver una función, y quedó impactado por la sensual rubia. Así que un amigo comenzó a escribirle mensajes a Demichelis haciéndose pasar por ella y estuvieron chateando unos días.

Para seguir la broma, como el amigo sabía dónde cenaba Evangelina cuando terminaba la función lo citaba otra vez nuevamente como si fuera ella. Cuando llegaba al restaurant, Anderson ni miraba al jugador. Así hasta que Demichelis juntó coraje y le preguntó por qué si era tan amable por celular era tan “agreta” cuando se encontraban. La vedete no sabía de qué hablaba, entonces le mostró su teléfono con el intercambio de mensajes. Cuando se dieron cuenta de la broma, largaron la carcajada y se quedaron charlando.

Evangelina Anderson y Martín Demichellis
Evangelina Anderson y Martín Demichellis

Así comenzó un romance que se fue consolidando aunque atravesó momentos turbulentos. Uno de ellos fue en el casamiento de Diego Buonanotte, cuando el futbolista prefirió ir a jugar un amistoso con Messi a Miami y dejó que Evangelina asistiera sola. En el 2010 muchos le cuestionaron a ella no haber acompañado al defensor al Mundial de Sudáfrica y, en su lugar, haberse quedado en la Argentina para participar del Bailando. Y los cortocircuitos se intensificaron cuando el padre de Demichelis acusó a su nuera de “picasesos” porque “lo llama todo el tiempo”.

Pero pese a los desencuentros, las sospechas de infidelidades mutuas, el amor fue más fuerte y en el 2015 se casaron, después de ocho años de relación, y junto a sus hijos Bastián y Lola. Cuando cumplieron diez años juntos, la vedette posteó una romántica foto con el futbolista y escribió: “Ese príncipe azul que apareció en mi vida siendo tan chica se convirtió no solo en mi marido, sino en mi mejor amigo, mi confidente, mi amor eterno y el papá de mis hijos. Te quiero por lo menos en diez vidas más… ¡Feliz aniversario de casados!”. También admitió que cuando comenzaron a salir nunca pensó que viviría algo tan hermoso, intenso y verdadero. Y si bien es cierto que si ella tuvo dudas, convengamos que no fue la única.

El romántico mensaje de Evangelina Anderson para Martín Demichelis por sus dos años de casados
El romántico mensaje de Evangelina Anderson para Martín Demichelis por sus dos años de casados

Ximena Capristo y Gustavo Conti

No se conocieron ni en un boliche ni por la presentación de un amigo, tampoco en una cita a ciegas o en una cena íntima. Su romance empezó con miles de testigos. Es que se enamoraron en la la segunda casa más famosa del país -después de la Rosada-, la del reality Gran Hermano. Luego del exitazo de Gran Hermano 1, Telefé largó la segunda temporada. El 4 de agosto de 2001 y pese a los tiempos turbulentos que atravesaba el país, doce concursantes entraron a la casa, quizás porque en ese momento era más sencillo estar encerrado que afuera.

Entre los participantes estaba Silvina Luna, hasta ese momento una modelo desconocida, y también un tal Gustavo Conti, que trabajaba como conserje de hotel, y Ximena Capristo, una sensual morocha que cursaba segundo año de Ciencias Económicas. Habían sido seleccionados entre 250 mil postulantes. Cuando Capristo y Luna fueron elegidos seguramente no se imaginaban que el programa les cambiaría la vida y en muchos sentidos.

En la casa, y con decenas de cámaras de testigos, Conti y Capristo comenzaron un acercamiento que poco a poco se transformó en romance. De hecho algunos dudaban si lo que se veía era real, una estrategia de juego o una idea genial de un escritor fantasma.

Gustavo Conti y Ximena Capristo en “Gran Hermano”
Gustavo Conti y Ximena Capristo en “Gran Hermano”

El programa siguió y Conti llegó a la final, Ximena fue eliminada unas semanas antes. Cuando terminó la edición muchos pensaron que la pareja también se diría adiós, pero se equivocaron. En el programa Los Ángeles de la Mañana Ximena contó que las primeras ediciones del reality eran más inocentonas, así que un encuentro sexual con Conti ante las cámaras era impensado. Por eso, cuando se reencontraron fuera de la casa y sin cámaras, la morocha se preparó con todo. “Me depilé, me tomé una cama solar, estaba divina -contó con picardía para rematar-. Cuando me vio ¡no me reconoció!”

Contra todos los pronósticos la relación siguió y en el 2007 se casaron por civil y luego por iglesia. “Siempre supe que la Negra iba a ser la mujer de mi vida, nunca tuve dudas de esos”, admitió un emocionadísimo Conti.

En el 2016 y luego de quince años juntos atravesaron una mini crisis de pareja. “Si tomé la decisión de casarme es para toda la vida”, contestó ella cuando le preguntaron si la separación era definitiva. Al año siguiente Ximena quedó embarazada y llegó Félix, el único hijo del matrimonio.

Hoy los tres se muestran felices y unidos. Para ellos la casa más importante no es la de Gran Hermano sino la de Tigre, que comparten en familia.

Ximena Capristo, Gustavo Conti y el pequeño Felix
Ximena Capristo, Gustavo Conti y el pequeño Felix

Gonzalo Heredia y Brenda Gandini

Cuando el actor y la hija de Daniela Cardone oficializaron su historia pocos apostaron a ese amor surgido en la telenovela Malparida. Heredia era uno de los galanes del momento que venía de protagonizar Valientes y aunque había estado de novio con la actriz Mercedes Oviedo se le atribuían unos cuantos amores. Pero la gran bomba fue cuando se supo de su relación con Cecilia Roth, 25 años mayor. Lo que era un rumor se transformó en confirmación cuando un fotógrafo los retrató saliendo del departamento de ella. Sin embargo, y luego de la pasión inicial, la relación no prosperó y cada uno siguió su camino.

Brenda Gandini y Gonzalo Heredia
Brenda Gandini y Gonzalo Heredia

Por su fama de galán, cuando trascendió el romance con Gandini, los periodistas de espectáculos estaban seguros de que no duraría mucho. Brenda, de perfil bajísimo, nunca había tenido una relación con un compañero, pero decidió intentarlo. Cuatro meses después quedó embarazada y al tiempo nació Eloy.

Familiero, el actor dejó de asistir a eventos y se alejó de su fama de conquistador para mostrarse paternal y absolutamente enamorado de su mujer. El año pasado la familia se completó con la llegada de Alfonsina. Este año los actores subieron una foto juntos mostrando sus anillos y no tardaron en circular las versiones de un casamiento secreto. Pero Heredia reveló que no fue tan así: “No me casé. Fue un pedido de matrimonio, ¡y afortunadamente me dijeron que sí! Pero no nos casamos… Lo vamos a hacer más adelante”.

La foto que el actor había publicado junto a su pareja durante sus vacaciones en México y que confundió a todos (Instagram)
La foto que el actor había publicado junto a su pareja durante sus vacaciones en México y que confundió a todos (Instagram)

Lo cierto es que ante algunas parejas eternas o fugaces, enamoradas o desamoradas es imposible no reconocer la vigencia de la frase de Blaise Pascal: “El corazón tiene razones que la cabeza desconoce“.

SEGUÍ LEYENDO

Las bodas más glamorosas que terminaron en los divorcios más escandalosos

Las bodas más glamorosas que terminaron en divorcios escandalosos (parte 2)



Source link