(Audio: Novaresio 910 – Radio La Red)

La vicepresidente de Uruguay y ex primera dama, Lucía Topolansky, se refirió a la crisis que atraviesa Venezuela: “Hay torpezas de los dos lados porque son iguales, son caribeños. Es tan caribeño y tan estridente Maduro como Guadió, Guaidó como Maduro“, afirmó.

En diálogo con Luis Novaresio, para su programa “Novaresio 910” por Radio La Red, se mostró preocupada por la actualidad del país petrolero y también por el presente y futuro de la región.

Tengo una pena en el alma. No sólo por Venezuela, sino por Latinoamérica, porque es una situación sumamente difícil. Nosotros, desde Uruguay, estamos haciendo crecientes esfuerzos porque entendemos que el problema es entre guerra y paz. Pensamos que tenemos que trabajar todos para el escenario de la paz porque el escenario de guerra no le conviene a Venezuela ni a nadie en Latinoamérica”, comenzó Topolansky.

Tengo una pena en el alma. No sólo por Venezuela, sino por Latinoamérica

Y siguió: “Acá se trata de encontrar una salida negociada. Negociación no es igual a diálogo porque se han querido confundir esas palabras. Yo, cuando dialogo con alguien, me siento con el tiempo del mundo y voy tejiendo acuerdos. Esta es una situación extrema, donde yo tengo que buscar -en el cortísimo plazo- una salida negociada. Y, cuando negocio, te doy para que me des. No es: ‘Te impongo esto’. Ni de un lado, ni del otro, ni del otro…  Porque son varios los actores”.

Lucía Topolansky
Lucía Topolansky

Lo principal es la paz. Nosotros hemos visto, desgraciadamente en estos últimos tiempos, qué pasa cuando invaden un país. Las armas han evolucionado a tal punto que mandan un avión no tripulado, bombardean y barren hospitales. ¿Quién mure? ¿Los dirigentes? No, mueren los más débiles. Los más pobres porque los más ricos ya se fueron. Es eso lo que queremos evitar. Para eso Uruguay planteó un mecanismo. No es gobierno u oposición. Es mucho más complejo que eso”, detalló.

Lo principal es la paz. Nosotros hemos visto, desgraciadamente en estos últimos tiempos, qué pasa cuando invaden un país

Preguntada sobre si piensa si hay estado de derecho en Venezuela, respondió: “Es inútil discutir eso. Lo que hay es una situación de crisis que puede derivar en guerra. Si empezamos a medir con esos parámetros… Nosotros, lo que proponemos, son elecciones libres y totales. Esto quiere decir supervisadas por Naciones Unidas. La ONU es el único organismo internacional con autoridad para intervenir en esa situación porque la OEA ha tomado partido por una de las partes. Cuando se toma partido ya no se puede supervisar en neutralidad. Ha cometido graves errores”.

Luego explicó a qué se refiere con elecciones libres y totales: “Quiere decir Ejecutivo y Legislativo porque Guaidó pide Ejecutivo, Maduro pide Legislativo. Entonces, bueno, las dos cosas… Eso es una negociación. Y supervisadas por alguien que nadie está cuestionando, que son Naciones Unidas”.

Lo que hay es una situación de crisis que puede derivar en guerra

También manifestó que “no tiene que haber gente presa, tienen que estar legalizados todos los partidos y tienen que ser plazos cortísimos. En ese tiempo, hay que resolver en esa transición quién está al frente del gobierno. No puede ser ninguna de las partes. Tiene que ser un plazo cortísimo que yo en mi cabeza no lo llevo más allá de tres meses”.

Juan Guaidó y Nicolás Maduro
Juan Guaidó y Nicolás Maduro

“Creo que con ese escenario arreglamos la crisis. Lo de fondo es una cosa mucho más profunda. Venezuela tiene que construir su producción petrolera, tiene que diversificar su producción y tiene que rehacer la convivencia, lo cual son caminos difíciles”, completó.

Respecto a la propuesta de su país, expresó: “La condición que puso Uruguay es que entrara la ayuda pero sin politización. Que venga la Cruz Roja Internacional u otro organismo y se haga cargo sin robos, sin escenarios musicales…”.

Hay torpezas de los dos lados porque son iguales, son caribeños. Es tan caribeño y tan estridente Maduro como Guadió, Guaidó como Maduro

Y continuó: “Esa ayuda es casi una propina para los 17 millones que son en Venezuela. Hay torpezas de los dos lados porque son iguales, son caribeños. Es tan caribeño y tan estridente Maduro como Guadió, Guaidó como Maduro. Acá se trata de hablar poco, hacer mucho y tratar de encontrar una salida”.

Sobre el final de la entrevista, Topolansky fue consultada sobre el gobierno de Mauricio Macri: “Somos un pequeño país con gigantes al lado. Siempre imploro para que a Argentina y a Brasil les vaya bien. Yo veo que está compleja la situación. Lo único que deseo es que Argentina llegue civilizadamente al 27 de octubre. Ese día nos jugamos la presidencia en el Río de la Plata más Bolivia. Si los tres llegamos a las elecciones y la gente puede votar tenemos que aceptar el resultado”.

Respecto a qué candidato prefiere en la Argentina, dijo: “No está claro quién va a ser candidato. No se lo voy a decir porque no me gusta meterme en el gallinero ajeno. En mi corazón tengo bien claro a quien preferiría”.

Por último, consultada por su marido, Pepe Mujica, manifestó: “Se jubiló pero sigue haciendo política como siempre“.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Juan Guaidó convocó a una movilización nacional para el día de su regreso a Venezuela

El Gobierno colombiano reabrirá los pasos fronterizos con Venezuela en Norte de Santander, pero con restricciones



Source link