No suele dar entrevistas y no es común escucharlo más allá de alguna charla sobre básquet. Pero en diálogo con Luis Novaresio en el programa “LNE”, que se emite por A24, Luis Scola, el capitán de la selección argentina de básquet que acaba de obtener la medalla dorada en los Juegos Panamericanos de Lima y está a un mes de disputar el Mundial en China, habló de la generación dorada, su paso por la NBA y dio su punto de vista sobre la coyuntura nacional, entre otros temas.

Además, dio definiciones sobre la vida de un deportista de alto rendimiento, la necesidad de complementar el talento con trabajo arduo, y como imagina que será su vida una vez que se retire.

Consultado acerca de la situación económica que está atravesando el país, Scola aseguró que esta lo “angustia”. “Me angustia cuando la gente está mal, enojada, molesta y a veces con desesperanza”. No obstante, aclaró que esta sensación no se extrapola a su percepción general: “Si me preguntan cómo somos, soy un gerente de marketing del país. Vendo las cosas buenas. Cuando me voy, extraño. Me gusta mi país y cuando estoy acá la paso bien. Mi plan es quedarme acá”, indicó.

Al hablar de otro referente del deporte nacional como lo es Lionel Messi, Scola no dudó en definirlo como “el mejor de todos más allá de la cancha”. Además, aseguró que se identifica “más con él que con Maradona” y lo pone “por arriba de todo”. “El tipo no se tira cuando lo revientan a patadas y eso es muy antiargentino por la cultura de la viveza, los huevos y de ganar con la camiseta. Apartémonos de eso, nos frena porque no podes ganar con viveza sino con talento, con entrenamiento, esfuerzo y sin engañar. Entre que Messi que no se tira y el gol con la mano me pongo del lado de Messi”, fundamentó.

Luis Scola fue el capitán de la selección de básquetbol en los Juegos PAnamericanos de Lima 2019 REUTERS/Sergio Moraes
Luis Scola fue el capitán de la selección de básquetbol en los Juegos PAnamericanos de Lima 2019 REUTERS/Sergio Moraes

En otro pasaje de la entrevista, Scola fue consultado por su opinión respecto del escándalo que tuvo lugar en el segundo partido de básquet femenino de los Juegos Panamericanos, donde a “Las Gigantes” les dieron por perdido el partido que debían disputar con colombia por un error en la vestimente.

Al respecto, indicó: “Me angustió. Perder está bien y con eso estoy en paz pero les sacaron la posibilidad de perder y eso es como que al periodista le saquen las cámaras. El error es grave pero la gente se equivoca y esa persona renunció, lo asumió y ya está”, dijo.

Otras reflexiones de Luis Scola

“Es lógico que la Generación Dorada haya sido reconocido cuando empezó a ganar y hacer las cosas bien. Para tener reconocimiento tenes que hacer las cosas bien”.

Scola en el partido ante Uruguay  REUTERS/Sergio Moraes
Scola en el partido ante Uruguay  REUTERS/Sergio Moraes

“El éxito deportivo es preparase y vaciarte, que no te quede nada. Es dejar todo para ese objetivo porque el resultado va a venir. El partido se gana o se pierde en el proceso previo”.

“No busco un resultado, una posición como deportista. Busco mi techo como jugador siempre y si estás cerca de ese techo, ganaste”.

“Entre disciplina o talento dijo que el trabajo mata al talento cuando el talento no trabaja. La combinación de las dos cosas mata todo”.

“Ginóbili fue mucho más de lo que pensamos. Crecimos juntos y nadie pensó que iba a ser lo que fue. Siempre rompió moldes en su carrera. Con él tuvimos momentos por el ego pero son cosas que tienen que pasar”.

“En lo máximo, un Mundial, una final de NBA, una final de Grand Slam el festejo de ganar es un alivio, no alegría. A ese lugar llegan pocos y costó mucho esfuerzo”.

Con Emanuel Ginóbili fueron piezas clave de la Generación Dorada (AFP)
Con Emanuel Ginóbili fueron piezas clave de la Generación Dorada (AFP)

“La plata te da tranquilidad, la posibilidad de no hacer cosas que uno no quiere, que tus hijos tengan mejores oportunidades. Te da una calidad de vida”.

“Intento reflexionar pero ahora vivo en la burbuja del deporte intentando no caerme. Después veré otro mundo diferente”.

“De mi chico mi papá jugaba al básquet y era un superhombre y quería ser como él. Él fue mi motor para jugar a este deporte”.

“A los sueños no hay que soñarlos, hay que perseguirlos activamente con tu energía y todo tu esfuerzo”.

“Un triple que gana un partido es un momento genial porque ganaste pero es mucho mejor cuando ganas por diez”.

Seguí Leyendo:

Con el debut de Scola a los 39 años en un Juego Panamericano, Argentina vapuleó a Uruguay

La locura de Campazzo, el futuro de Scola y el objetivo de Tokio: la intimidad del básquet argentino luego del oro en Lima



Source link