El presidente de Francia, Emmanuel Macron, en el encuentro con sus compatriotas (Usina del Arte)
El presidente de Francia, Emmanuel Macron, en el encuentro con sus compatriotas (Usina del Arte)

Emmanuel Macron se mostró muy informado y atento a los detalles -“me siento feliz de estar con ustedes en esta Usina del Arte, en la Boca, barrio emblemático de Buenos Aires”– en su breve discurso de este jueves por la tarde, en la recepción para la comunidad francesa de Argentina.

“La amistad entre Francia y Argentina es importante y ustedes la hacen vivir”, les dijo el Presidente francés a sus compatriotas.

Macron les habla a sus compatriotas. A la izquierda, el coro de alumnos del liceo francés que cantó la Marsellesa (Usina del Arte)
Macron les habla a sus compatriotas. A la izquierda, el coro de alumnos del liceo francés que cantó la Marsellesa (Usina del Arte)

La espera había sido larga en el centro cultural. El Presidente llegó una hora más tarde de lo previsto -algo previsible considerando las circunstancias- y los invitados a la recepción habían sido convocados un par de horas antes por razones de seguridad. A la entrada, los controles eran estrictos y visibles, pero el ingreso era fluido. 

Concluida la alocución de Macron, hubo un refrigerio muy francés -vino, pan, queso, patés y macarrones-, pero antes, un coro de alumnos del liceo francés entonó la Marsellesa.

Esperando a Macron: integrantes de la Asociación Marianne, de mujeres franco-argentinas
Esperando a Macron: integrantes de la Asociación Marianne, de mujeres franco-argentinas

“Ustedes son una comunidad especial -había lisonjeado el Presidente a sus compatriotas-: Francia tiene con Argentina una historia común”.

Macron hizo referencia a los 250 mil franceses que fueron parte de la gran corriente migratoria que pobló nuestro país a fines del siglo XIX y comienzos del XX y a los lazos “tan especiales” que encarnan entre ambos países. “No se sientan lejos del país, ustedes hacen vivir Francia en el mundo”, les dijo a los presentes.

La chef Beatriz Chomnalez y la actriz Marilú Marini, esperando la llegada de Macron
La chef Beatriz Chomnalez y la actriz Marilú Marini, esperando la llegada de Macron

Contó que venía de una visita por el Parque de la Memoria y evocó la “solidaridad de la que Francia puede sentirse orgullosa” en “las horas más sombrías de la historia de Argentina”.

“No es casual que mi primera visita a la región sea a un país amigo que atraviesa un momento difícil”, agregó, reiterando el respaldo de Francia al acuerdo negociado por el gobierno con el FMI y al ingreso de Argentina a la OCDE.

Enumeró las áreas en las cuales ambos países tienen intereses comunes y proyectos de cooperación: transporte, energía, gestión de la ciudad, informática, turismo, agroindustria y educación, entre otros. La relación ya era estrecha y la hemos profundizado aún más, dijo.

Dominique Biquard (Identia, Marianne) y Alejandra Alberdi (vicepresidente de AySA) con el presidente Macron y su esposa Brigitte
Dominique Biquard (Identia, Marianne) y Alejandra Alberdi (vicepresidente de AySA) con el presidente Macron y su esposa Brigitte

Anunció un foro económico franco-argentino para el próximo verano (boreal) y que ha invitado al presidente Macri a visitar Francia en el primer semestre de 2019.

Agradeció la tarea de los servicios diplomáticos y consulares franceses en el país, así como la influencia cultural de los dos establecimientos escolares franceses, el Liceo Jean Marmoz y el Colegio Franco-argentino de Martínez y obviamente subrayó el hecho de los Macri hubiesen elegido uno de esos colegios para su hija Antonia. “Esos niños serán en el futuro amigos de Francia”, dijo al destacar que son abiertos a la comunidad argentina. 

El coro que cantó la Marsellesa
El coro que cantó la Marsellesa

Macron también aclaró que, aunque optimista, no era ingenuo sobre la realidad internacional. “Veo las dificultades; este G20 no tiene el mismo rostro que cuando nació, hace diez años”. Pero señaló que “al lado de un amigo como Argentina”, Francia defenderá “una agenda progresista”.

“Tenemos la misión de no ceder a las demagogias: aislacionismo, gelicismo, proteccionismo”, ya que eso “sería olvidar que la apertura redujo el hambre y las guerras”. “Una cumbre no basta, pero no hay que desaprovechar ningún espacio”, señaló.

Andrea Grobocopatel, Emmanuel Macron y el embajador de Francia en la Argentina, Pierre-Henri Guignard
Andrea Grobocopatel, Emmanuel Macron y el embajador de Francia en la Argentina, Pierre-Henri Guignard

Hubo también una breve referencia a las dificultades que enfrenta en su país, por las protestas sociales de los últimos días, cuando dijo: “Escucho la cólera, la impaciencia del pueblo francés que quiere ya vivir mejor”. Pero a continuación aseguró que mantendrá el rumbo, porque se puede alcanzar esos objetivos sin caer en la demagogia -reiteró- ni renunciar a los objetivos fijados. “Las decisiones que tome en el futuro no serán para retroceder”, aseguró.

Seguí leyendo:

Macron ratificó su apoyo a Macri pero volvió a poner en duda el acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur

El Presidente de Francia cenó en una distinguida parrilla porteña



Source link