Mauricio Macri y Theresa May
Mauricio Macri y Theresa May

Falta definir el escenario del encuentro histórico, pero ya está acordado que Mauricio Macri y Theresa May mantendrán un cónclave con agenda abierta durante la cumbre del G20 en Buenos Aires. La primera ministra británica no tiene problemas en reunirse con el presidente argentino en la Casa Rosada, pero atendiendo a la minuciosa y estricta agenda del G20, es probable que ambos jefes de Estado se encuentren en Costa Salguero.

Un ambicioso acuerdo económico entre el Mercosur y el Reino Unido, la defensa de la soberanía nacional en Malvinas y la profundización de los vínculos culturales son los principales asuntos que abordarán Macri y May.

La líder británica y el presidente argentino ya conversaron en Naciones Unidas y la Cumbre del G20 en Hamburgo, pero esta será la primera vez que analizaran a fondo las relaciones bilaterales y la compleja situación internacional que pone en jaque al libre comercio y a la cooperación como métodos principales de gobernanza global.

Macri y May coinciden sobre la inédita crisis mundial que puede desatar la guerra comercial entre Estados Unidos y China, apuestan a los organismos multilaterales para resolver las controversias mundiales y defienden el acuerdo de París sobre cambio climático. La primer ministro británica y el presidente argentino concuerdan sobre el sentido del orden global, y la única diferencia que surgirá en el cónclave estará vinculada a la soberanía nacional sobre las Islas Malvinas.

Gran Bretaña rompió con la Unión Europea y ahora empuja un proceso de separación (Brexit) que pone en dificultades su desarrollo económico. En este contexto, un eventual acuerdo con el Mercosur puede mitigar los efectos del Brexit y encontrar una salida conveniente a las exportaciones británicas. Argentina como miembro del Mercosur no puede firmar de manera unilateral un tratado con Inglaterra, pero puede avanzar en una negociación diplomática que luego pondría ad referéndum de sus socios Brasil, Paraguay y Uruguay.

Macri encuentra sentido económico y geopolítico a un posible acuerdo con Gran Bretaña y sabe que en Londres hay voluntad para promover un acuerdo bilateral inédito en la historia de ambos países. Esa voluntad fue trasmitida al jefe de Gabinete, Marcos Peña, al secretario de Planeamiento Estratégico, Fulvio Pompeo, y al canciller Jorge Faurie, durante los encuentros que mantuvieron con las principales figuras del gabinete de May.

Y a su turno, las autoridades argentinas replicaron que comparten la intención de apoyar el libre comercio y la integración mundial. “Promovemos una inserción inteligente y pragmática, con la reconstrucción de confianza y la creación de oportunidades históricas”, sostuvo Faurie durante una exposición en Chatham House, un think tank de prestigio global que está asentado en Londres. Durante esa visita a la capital inglesa, el canciller argentino avanzó en la agenda y el protocolo que se aplicará en la reunión que protagonizarán May y Macri.

Además de acuerdos bilaterales, May y Macri tratarán la situación de la soberanía en las Islas Malvinas. Ambos posiciones están firmes y es poco probable que modifiquen sus respectivas miradas históricas. No obstante, la estrategia de la primer ministro y del presidente es avanzar con la relación institucional, pese a las diferencias irreconciliables que existen por la soberanía de las Islas del Atlántico Sur.

La apuesta fundamental de Macri y May consiste en construir una relación bilateral que privilegie a la diplomacia como único método para resolver los litigios entre países. Un deseo que en otra época fue considerado un simple gesto de debilidad política.

SEGUÍ LEYENDO:

María Eugenia Vidal también juega las últimas chances de un acuerdo político

Malvinas: el Archivo General de Indias certificó más documentos que sustentan la soberanía de la Argentina



Source link