El tumor, de 17 kilogramos, se encontraba en una zona compleja que dificultaba la intervención (Foto: Tu_IMSS)
El tumor, de 17 kilogramos, se encontraba en una zona compleja que dificultaba la intervención (Foto: Tu_IMSS)

Doctores de un hospital público de Durango, en México, extirparon un tumor abdominal de 17 kilogramos a María Rodríguez, una paciente de 50 años, según informó a través de twitter el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

En declaraciones a medios locales, los médicos especialistas del centro explicaron que el bulto, por su tamaño, había invadido el bazo y el riñón de la mujer, lo que ponía en riesgo el correcto funcionamiento de estos órganos vitales.

La cirugía se llevó a cabo en el Hospital General de Zona con Medicina Familiar número 1 del Seguro Social. A este centro acudió la paciente para recibir un diagnóstico, después de que en otra unidad médica hubieran rechazado intervenirla por incapacidad técnica y por los múltiples riesgos que conllevaba la operación.

En concreto, la paciente sufría un sarcoma retroperitoneal. Al valorar los especialistas del IMSS el avance del tumor, les sorprendió su volumen y les preocupó la compleja zona en la que se encontraba.

El equipo de oncólogos comprobó que el bazo y el riñón de la paciente estaban en riesgo de ser afectados por las células cancerígenas (Foto: Tu_IMSS)
El equipo de oncólogos comprobó que el bazo y el riñón de la paciente estaban en riesgo de ser afectados por las células cancerígenas (Foto: Tu_IMSS)

El equipo, encabezado por el doctor oncólogo Iván A. Delgadillo, comprobó que tanto el bazo como el riñón estaban en riesgo de ser invadidos por las células cancerígenas. Esta constatación, pese a las complicaciones, obligó a considerar la posibilidad de extirpar el tumor abdominal para salvar la vida de María Rodríguez.

El tumor impactó al equipo por su volumen extraordinario. Sabían que al retirarlo se exponían a un sangrado abundante que pondría en peligro la estabilidad de la paciente durante la intervención.

La paciente había recibido pronósticos nada alentadores por parte de los centros médicos que había visitado con anterioridad (Foto: Tu_IMSS)
La paciente había recibido pronósticos nada alentadores por parte de los centros médicos que había visitado con anterioridad (Foto: Tu_IMSS)

Tras la valoración, se sometió a la señora María Rodríguez a una laparotomía: el equipo oncológico abrió sus paredes abdominales para explorar y proceder a la extirpación del bulto, que registró un peso de 17 kilogramos.

La operación resultó un éxito y la paciente se recupera en el hospital. Aseguró encontrarse bien después de haber sufrido durante meses porque nadie podía ayudarla. Durante ese tiempo, los centros médicos que visitaba se negaban a pasarla al quirófano y le pronosticaban un futuro poco alentador.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: 

Miles Scott, el niño que conmovió a Estados Unidos como ‘Batkid’, superó el cáncer

Recibió tratamientos de quimioterapia durante cinco años pero el cáncer nunca existió

El cáncer de pulmón, el más mortal: mata a más personas que los de mama, colon y próstata juntos



Source link