Isabel Toledo se consagró como diseñadora de éxito tras vestir a Michelle Obama para la ceremonia de investidura de su esposo en el 2009. El vestido color “lemon grass” que confeccionó para la ex primera dama, fue fiel al estilo femenino, clásico y atemporal de la creativa (Foto: Instagram)
Isabel Toledo se consagró como diseñadora de éxito tras vestir a Michelle Obama para la ceremonia de investidura de su esposo en el 2009. El vestido color “lemon grass” que confeccionó para la ex primera dama, fue fiel al estilo femenino, clásico y atemporal de la creativa (Foto: Instagram)

La célebre diseñadora cubano-estadounidense, Isabel Toledo, murió este lunes a los 59 años en un hospital de Manhattan. Según confirmó su esposo y socio creativo, Rubén Toledo, la causa de la muerte fue cáncer de pecho.

Conocida por ser una de las diseñadoras favoritas de Michelle Obama, y por confeccionar el vestido color limón que la ex primera dama llevó en 2009 durante la ceremonia de investidura de Barack Obama, Isabel Toledo se definía a sí misma como una arquitecta de prendas, y no como una gurú de moda y tendencias.

“No me interesa mucho la moda, simplemente amo el diseño. El diseño es muy diferente a la moda. El diseño dura para siempre, es como un ingeniero, me encanta construir una prenda“, explicó la creativa amante de la geometría en una entrevista para la CNN. 

Toledo nació en Cuba en 1961, pero durante su adolescencia emigró a Nueva Jersey. La artista se formó en dos de las escuelas de moda más prestigiosas de Nueva York: Fashion Institute of Technology y Parsons School of Design. Pronto sus líneas clásicas, femeninas y estructurales despertaron el interés de las tiendas de la Gran Manzana, y en 1985 presentó su primera colección, poco después de abandonar sus estudios.

Isabel Toledo se formó en las mejores escuelas de moda de Nueva York, y pronto las tiendas de la Gran Manzana se interesaron por sus diseños. Presentó su primera colección en 1985 (Foto: Instagram)
Isabel Toledo se formó en las mejores escuelas de moda de Nueva York, y pronto las tiendas de la Gran Manzana se interesaron por sus diseños. Presentó su primera colección en 1985 (Foto: Instagram)
Siempre apoyándola estaba su esposo, Rubén Toledo, con quien estuvo casada más de 30 años (Foto: Instagram)
Siempre apoyándola estaba su esposo, Rubén Toledo, con quien estuvo casada más de 30 años (Foto: Instagram)

También a mediados de los 80 se casó con el que sería el hombre de su vida, el ilustrador Rubén Toledo, al que conoció cuando estudiaba en la escuela secundaria en Nueva Jersey. Juntos formarían una de las parejas más icónicas y creativas de la industria.

“No hay secretos. Es el magnetismo puro del amor. Aún cuando no lo vemos, el amor lo conquista todo. Respetamos las diferencias de cada uno. Esta fricción creativa siempre hace que salgan chispas”, dijo la diseñadora nacida en Cuba a la revista People, cuando le preguntaron por el éxito de su matrimonio.

En 2005, la pareja se alzó con el Premio Cooper-Hewitt National Design, y entre 2006 y 2007, Isabel ejerció como diseñadora creativa de Anne Klein. Sin embargo, a pesar de su dilatada experiencia, fue el vestido de Michelle Obama el que la consagró como creativa de fama internacional. Isabel Toledo tuvo la oportunidad de crear la pieza que Michelle Obama vistió durante la investidura de su esposo en 2009. Y el outfit saltó a la fama porque la prensa especializada que cubrió el evento fue incapaz de definir con certeza el color.

La pareja de Rubén e Isabel fue una de las más icónicas del circuito de moda de Nueva York. Siempre creativos, trabajaron juntos en numerosas colecciones y presentaciones (Foto: Instagram)
La pareja de Rubén e Isabel fue una de las más icónicas del circuito de moda de Nueva York. Siempre creativos, trabajaron juntos en numerosas colecciones y presentaciones (Foto: Instagram)
(Foto: Instagram)
(Foto: Instagram)

“Lo llamé ‘lemon grass’ [pasto de limón] porque no es amarillo, ni verde”, dijo la autora a la agencia AP cuando le pidieron que hablara del color del vestido. “La idea de que el abrigo y el vestido son color oro para algunos, y amarillo pastel para otros, le da profundidad al vestido. Porque permite a quien lo viste y al espectador mucho más que una experiencia individualizada”, contó.

Después de 30 años de carrera profesional, Isabel Toledo sabía que la clave de su éxito era su formación como costurera, que aprendió y ejerció cuando era tan solo una adolescente.



Source link