El saldo de heridos por la pirotecnia a lo largo de la denominada “primera semana de las fiestas” en la Ciudad de Buenos Aires arrojó resultados muy alentadores. Desde el 23 de diciembre hasta el 25, el Hospital del Quemado apenas recibió a diez heridos, todos con lastimaduras leves.

El jefe de guardia del centro de salud porteño, Eduardo Burszteyn, advirtió que en los últimos tres días, el hospital atendió los casos de nueve niños y un adulto. Hubo una derivación a otro nosocomio y ninguno de los episodios revisó una gravedad considerable.

Todos los heridos son leves. Sólo uno de los pacientes precisó suturas de heridas de la mano y uno que fue derivado a interconsulta en el hospital Santa Lucía por una lesión en el ojo, por una estrellita“, explicó Burszteyn ante la prensa.

El jefe de guardia del Hospital del Quemado, Eduardo Burszteyn
El jefe de guardia del Hospital del Quemado, Eduardo Burszteyn

Los nueve niños atendidos oscilaban entre los 6 meses de edad y los 14 años y según el propio especialista, el 60 por ciento de los casos fueron recibidos después de las 00 horas de hoy, tras la celebración de la Navidad.

“El caso más serio fue el de una mano en la que explotó un artefacto y lastimó varios dedos. Pero afortunadamente hubo que hacer una cirugía mínima“, explicó.

El jefe de la guardia del Hospital del Quemado celebró la mínima cantidad de pacientes recibidos en la denominada “primera semana” de las fiestas y la comparó con décadas anteriores.

“Hace casi 40 años que yo estoy en el hospital. Antes, entre las dos semanas de las fiestas calculábamos entre unos 350 y 380 heridos y hoy, ya pasada la primera semana, sólo estamos hablando de diez heridos“, celebró Burszteyn.

Según el profesional, los motivos de la caída de casos de heridos por pirotecnia se debieron a “las campañas de concientización a nivel nacional y del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, los reportajes de los medios y también el propio costo económico de la pirotecnia”.

SEGUÍ LEYENDO:

Cambio de regalos navideños: cómo hacer valer la ley del consumidor ante las “vivezas” de algunos comerciantes



Source link