Patricia Bullrich, ministra de Seguridad de la Nación (foto: Guille Llamos)
Patricia Bullrich, ministra de Seguridad de la Nación (foto: Guille Llamos)

“La doctrina que hoy tenían nuestras fuerzas de seguridad era una doctrina que los dejaba totalmente inermes y los ponía en el lugar de victimarios cada vez que actuaban”. La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, defendió el uso de armas en las fuerzas federales.

Hasta ahora, la reglamentación exigía que para abrir fuego un efectivo tenían que esperar que les dispararan primero e incluso antes de extraer su arma de fuego debían usar la disuación y graduar el empleo de la fuerza de menor a mayor. Con la nueva reglamentación los miembros de las fuerzas podrán usar sus armas frente a cualquier “peligro inminente”.

Bullrich dijo el verdadero problema de violencia que tiene el país es de los delincuentes que no valoran la vida de un ciudadano. El 99% de la gente que muere por un arma de fuego en Argentina, muere a manos de un delincuente, enfatizó la ministra en un reportaje con Ernesto Tenembaum en Radio Con Vos.

La situación de indefensión, de inferioridad en la que estaban las fuerzas federales frente al delincuente dejaba inermes a la misma fuerza y a los ciudadanos“, agregó la ministra para reforzar su defensa sobre la nueva norma.

La ministra insistió en que el arma de fuego debe utilizarse como último recurso. “¿Para qué tenemos policías? ¿para qué los policías portan armas? Para defender a la gente”, destacó.

Las fuerzas federales tendrán mayor libertad para disparar sus armas en casos de delitos graves y persecuciones
Las fuerzas federales tendrán mayor libertad para disparar sus armas en casos de delitos graves y persecuciones

Bullrich explicó que el gobierno nacional decidió cambiar la reglamentación partiendo de un principio central: Sólo se puede utilizar el arma de fuego frente a una situación de inminente peligro, de riesgo de vida o de gravísima situación de los mismos miembros de las fuerzas de seguridad o de terceros.

En base a ese principio, la funcionaria explicó cuáles son las situaciones en la que puede ser utilizada el arma y en las que se legitima el uso de esa arma. “Hemos puesto una serie de supuestos, todos ellos acordes a los reglamentos de las Naciones Unidas“, destacó.

“Estamos dando certezas con el nuevo Código Penal a las fuerzas para el uso de las armas de fuego. Ahora van a poder proteger a la ciudadanía; no van a tener que esperar a ser atacados, no van a tener que tener una situación de inferioridad frente al delincuente”, añadió la ministra.

El Gobierno oficializó un nuevo reglamento general para el empleo de armas de fuego (foto: Maxi Luna)
El Gobierno oficializó un nuevo reglamento general para el empleo de armas de fuego (foto: Maxi Luna)

En este sentido, Bullrich dio dos ejemplos. Si un menor roba un celular y huye y un policía lo ve, ¿puede disparar?. “No”, dijo la funcionario. Si un chico sale corriendo y no tiene un arma, no dispara y solo sale corriendo, lo adecuado es tratar de detenerlo y no utilizar el arma de fuego, afirmó.

El otro caso. Si esta misma situación se da con un motochorro, hay que analizar cómo actúa, si tiene arma de fuego, su usa la violencia. Si hay peligro inminente la vida de las personas, como en el caso Piparo, en ese caso la policía podría haber actuado y disparado para proteger su vida, enfatizó.

En el video se puede ver a Carla Céspedes, agente de la Policía de la Ciudad, quien fue absuelta por el Tribunal N°14 luego de abatir a un delincuente

Bullrich recordó que en 2013 hubo un promedio de dos policías muertos por semana porque “cada vez que tenían que usar el arma lo mataban primero”, afirmó.

Nosotros este año hemos tenido siete policías que han sufrido situaciones violentas en la calle. Cuando las cosas son claras, cuando se genera una doctrina clara, hay menos muerte de policías y menos muerte de civiles en consecuencia“, añadió la funcionaria.

En este sentido, la ministra de Seguridad aclaró: La voz de alto se tiene que dar siempre y eso lo explicita claramente el reglamento. La voz de alto se evita cuando el policía o un tercero está en una situación de riesgo. La voz de alto es la regla, que no se de la voz de alto es la excepción, concluyó.

Seguí leyendo:

Las fuerzas federales tendrán mayor libertad para disparar sus armas en casos de delitos graves y persecuciones



Source link