Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda y Finanzas (Reuters)
Nicolás Dujovne, ministro de Hacienda y Finanzas (Reuters)

El ministerio de Hacienda introducirá cambios en la licitación de Letes que llevará adelante la semana próxima. La decisión adoptada por la secretaría de Finanzas, a cargo de Santiago Bausili, es disminuir el plazo de estos títulos, con un objetivo: evitar que venzan después del cambio de Gobierno. De esta forma, el Gobierno evitaría pagar tasas demasiado altas por la incertidumbre política que hoy domina al mercado.

En la licitación de la semana pasada, las Letes en dólares se emitieron a un plazo de 217 días, con vencimiento el 29 de noviembre, es decir post ballotage pero antes de que asuma la nueva administración. La tasa que surgió tras la colocación de USD 750 millones fue de 5,5% anual, prácticamente un punto arriba de las emisiones previas.

La colocación de la semana próxima, si mantuviera los mismos plazos, vencería después del 10 de diciembre. El temor es que el mercado castigue un título en dólares con estas características, ya sea reclamando tasas más altas o renovando sólo parcialmente los vencimientos.

Colocar Letes en dólares que venzan posteriormente a las elecciones implicaría un fuerte aumento de las tasas de interés y el peligro de menor renovación. La incertidumbre preelectoral complica el plan financiero del Gobierno

Para evitar este efecto negativo, que además aumentaría el nerviosismo de los inversores sobre la marcha del programa financiero, se optaría por una Lete más corta, quizás de 180 días. Seguramente mañana se conozcan más detalles, cuando se realice el llamado a la nueva licitación, prevista para el martes próximo.

Santiago Bausili, secretario de Finanzas (Nicolás Stulberg)
Santiago Bausili, secretario de Finanzas (Nicolás Stulberg)

En cambio, sí se colocan letras en pesos, como Lecer y Lecap, que vencen en 2020. El hecho de que se trate de pagos en moneda local permiten extender los plazos, porque resulta más fácil hacer frente a estos compromisos.

Con títulos en dólares más cortos, que vencen previo a las elecciones, se supone que las tasas se mantendrán en los niveles actuales y el porcentaje de renovación por parte de los inversores también sería mayor. Claro que se posterga un objetivo importante del plan financiero: conseguir la renovación de alrededor del 46% de las Letes que vencen este año, que es el objetivo de mínima para no precisar de la búsqueda de financiamiento fresco en los mercados. Los fondos restantes surgen del millonario préstamo del FMI.

Los mercados vienen castigando fuertemente los bonos que tienen vencimiento tras las elecciones El Bonar 2020, que vence en octubre del año que viene, tiene una tasa del 17% y llegó a rendir más de 20% anual. En cambio, las Letes que vencen hasta noviembre rinden apenas 5,5% anual. La brecha entre ambos rendimientos se explica exclusivamente por la incertidumbre electoral, es decir las dudas sobre quién gobernará la Argentina a partir del 10 de diciembre.

Seguí leyendo:

Buena noticia en el juicio por YPF: como pidió la Argentina, decidirá la Corte Suprema de EEUU



Source link