Automóviles alemanes arribando a la ciudad de Oslo en mayo de 1940
Automóviles alemanes arribando a la ciudad de Oslo en mayo de 1940

El nuevo plan de estudios que podría entrar en vigor en 2019 -tanto en el ciclo primario como secundario- ha desatado una polémica en Noruega debido a nada menos que la omisión de los episodios que rodean el Holocausto.

Sin embargo, los responsables del cambio en la matrícula aseguran que la misma está orientada en la innovación y en una educación que sea “relevante para el futuro”, según recogió en un artículo el diario El País.

En efecto, una de las áreas que más recortes sufrirá será ciencias sociales, en especial la materia de historia, que retrocede a favor de temas con perspectiva contemporánea, cumpliendo con una orientación del gobierno consevador de Erna Solberg.

El proyecto modificará los planes de estudio de los niveles primario y secundario
El proyecto modificará los planes de estudio de los niveles primario y secundario

Como resultado de esa modificación, desaparecerá la mención a eventos como la Segunda Gran Guerra, durante la que Alemania invadió Noruega y lo gobernó a través de una administración militar y un gobierno de noruegos afines.

Medios locales cuestionaron el proyecto y afirmaron que resulta ‘impensable’ que un plan de estudios en el año 2019 excluya al “mayor conflicto civil de nuestro tiempo”. Así como también la profesora Irene Trysnes, de la Universidad de Agder, citada por El País, afirmó que “los nuevos planes de estudio no están muy preocupados sobre cómo el pasado ha influido en el presente”.

Trysnes, junto con otros profesores, firmaron una carta de protesta contra el nuevo plan, en el que sostienen que “tanto la historia como los aspectos geográficos están en riesgo de desaparecer”.

El edificio del parlamento noruego bajo ocupación nazi  en mayo de 1941
El edificio del parlamento noruego bajo ocupación nazi  en mayo de 1941

“Algunos objetivos son muy específicos, mientras que otros son más vagos. Se enfatiza que los estudiantes van a aprender la historia de los samis (un pueblo de la región), pero no hay nada sobre la Segunda Guerra Mundial y el Holocausto”.

Por su parte, el dirigente de la Unión de la Educación de Noruega, Steffen Handal, expresó: “Es difícil para una sociedad aceptar que uno de los conflictos de la civilización más grandes de la historia no deba abordarse en la escuela”.

La noticia ha suscitado un debate social. Mientras que los partidos de la oposición piden al gobierno de Solberg que recule, en las redes sociales los pedidos se han hecho masivos. La laborista e historiadora Anniken Huitfeld, ex ministra de Trabajo, Cultura e Igualdad en los gobiernos de Jens Stoltenberg, expresó: “Es una omisión grave si el Holocausto no se menciona en el currículum escolar”.

El líder nazi Heinrich Himmler durante una visita a Oslo en 1942
El líder nazi Heinrich Himmler durante una visita a Oslo en 1942

Sin embargo, también hubo quienes, en medio de la polémica, señalaron que ni el Holocausto ni la Segunda Guerra Mundial se mencionaban de forma explícita en los planes de estudio desde la reforma educativa de 1994, durante el último mandato de la laborista Gro Brundtland. Por ahora, la polémica continúa.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Uno de cada tres europeos no sabe qué es el Holocausto



Source link