El primer lunes del mes, después de Reyes, Miguel Lifschitz compartió fotos de su despacho: pilas de libros por un lado y él trabajando en su escritorio.  “No se toma ni un café”, decían en referencia a que este verano no planea vacaciones y mientras se preparaba para viajar a Mar del Plata.

Para este miércoles y jueves el socialista tenía previsto repetir una rutina: visitar amigos y dirigentes en La Feliz.

Sin embargo, las inundaciones registradas en el norte de Santa Fe, casi en el límite con Chaco, y los 72 evacuados que se registraban este martes, obligaron a la cancelación del viaje. Además el pronóstico anticipa nuevas lluvias para esta semana en paralelo a los pedidos de ayuda del sector agropecuario.

El verano pasado Lifschitz había viajado a Mar del Plata con la expectativa de conseguir aval para reformar la Constitución y, eventualmente, ir por su reelección. O ser precandidato a presidente. No pudo en 2018 conseguir todo el apoyo que necesitaba para la reforma y ahora mantiene conversaciones con referentes progresistas como Margarita Stolbizer,  Ricardo Alfonsín y Matías Lammens. Incluso Martín Lousteau pide sumarlo, entre otros.

En los últimos días el gobernador tenía un sólo deseo que se queda sin cumplir: pidió ir a ver a Les Luthiers. El tema es que el grupo sólo tiene previstas cinco funciones en Mar del Plata, la última el 13 de enero. Según contaron a Infobae, Lifschitz se quedó con las entradas compradas…

Seguí leyendo Círculo Rojo



Source link