La cabina en la que esta madrugada el prefecto Daniel de Jesús Acosta mató a Damián Cutrera

La cabina en la que esta madrugada el prefecto Daniel de Jesús Acosta mató a Damián Cutrera

Hace cinco años Damián Cutrera hablaba en Facebook de armas. Fanático de la caza, en 2013 compartió en su perfil una caricatura publicada originalmente en la red social por el grupo chileno “ANTRA, Asociación Nacional por la Tenencia Responsable de Armas”: la imagen criticaba el registro de los particulares para la portación legal y marcaba el contraste entre un “ciudadano honesto” y un “criminal”, al que no controlaba nadie.

Esta madrugada, a Damián lo mató el disparo a quemarropa de un integrante de una fuerza de seguridad federal.

Publicación de Cutrera en su cuenta de la red social

Publicación de Cutrera en su cuenta de la red social

Cutrera, de 41 años, padre de dos hijos de tres y ocho años, hincha de Tigre, oriundo de Garín, empleado en una empresa de transportes del Bajo porteño, manejaba cerca de las 2:30 de la madrugada de ayer su Renault Clio por la autopista Illia en dirección a provincia cuando se cruzó con el VW Gol de Daniel de Jesús Acosta, de 28 años, miembro de la Prefectura Naval Argentina con rango de cabo primero, a la altura de la última cabina de peaje en el kilómetro 2 de la autovía.

Cutrera iba junto a su esposa y dos amigos, Acosta junto a su mujer y sus hijos de 1 y 2 años. Cutrera volvía de ver a la murga de un primo que se se presentó en Capital el sábado por la noche. Acosta había compartido hasta poco después de la medianoche una reunión familiar en la localidad bonaerense de Berazategui y al momento del hecho se encontraba volviendo junto a su familia a su casa de San Fernando.

El cabo de Prefectura, Daniel de Jesús Acosta

El cabo de Prefectura, Daniel de Jesús Acosta

Hubo un cruce de palabras, versiones encontradas sobre qué pasó. La certeza, hasta ahora, es una sola: el cabo disparó su arma frente a su propia familia y Cutrera murió. Acosta fue detenido en el acto por la Policía de la Ciudad, con una causa por homicidio agravado por su rol de funcionario público que tramita en el Juzgado N°62. Una vaina servida calibre .9 mm fue encontrada en el lugar.

Por lo pronto, el integrante de Prefectura tiene una coartada. “Me roban, me roban”, lo escucharon gritar testigos según le dijo su abogado, Ramiro Zoloaga, a Infobae. La versión del defensor es que su cliente se defendió de lo que creyó un asalto en “un exceso en la legítima defensa”, la figura que seguramente utilizará Zoloaga ante la Justicia.

“Está anímicamente muy mal porque es un hecho con un desenlace que no esperaba, una sensación que nunca se representó“, dijo el abogado tras su primer contacto con Acosta, que fue alojado este domingo en la Alcaidía de la Comisaría 2 de la Policía de la Ciudad en avenida San Juan al 1700. El hombre de Prefectura presentaría varias lesiones en el rostro, producto del cruce de esa madrugada y de la supuesta agresión contra él y su familia.

Sobre la base del diálogo con Acosta y la lectura de la declaración de la esposa del cabo, a quien aporta como testigo a la causa, Zoloaga indicó que “no hubo ninguna discusión anterior”, solo “una mala maniobra llegando a la cabina del peaje”: la víctima, de acuerdo con su relato, se cruzó de carril bruscamente.

“Es ahí cuando mi cliente frena, le toca bocina y continúa su marcha. Eso pasó a escasos metros de la cabina, luego ya a la altura de la cabina recibe un choque de atrás, descienden dos personas y lo empiezan a agredir”, aseguró.

El defensor continuó: “Según la esposa ella venía durmiendo y cuando se despierta ve a uno de los individuos del lado de la ventana agrediendo a su esposo y otro del lado del acompañante abriendo la puerta y agrediéndola a ella”, precisó. El cabo no se bajó del vehículo, al menos según su defensor, sino que disparó desde el auto.

Cutrera en un cumpleaños familiar junto a su mujer y sus hijos de 3 y 8 años

Cutrera en un cumpleaños familiar junto a su mujer y sus hijos de 3 y 8 años

Entre los testigos del hecho, el que estuvo más cerca de la escena fue el empleado de la cabina de peaje frente a la que ocurrió el homicidio. Testimonios a los que pudo acceder Infobae precisaron que al advertir una pelea entre los conductores el empleado dejó su puesto y fue en busca de uno de los agentes de la Policía de la Ciudad que se encontraban de guardia.

Al llegar junto al oficial ambos escucharon el disparo. Activaron en ese momento el botón antipánico. Acosta ya había salido de su vehículo para cuando llegaron los otros policías de refuerzo, se identificó como miembro de Prefectura, reconoció haber efectuado el disparo y se entregó sin oponer resistencia. Se le realizó en el lugar un test de alcoholemia y drogas que dio negativo. Todo ocurrió frente a su familia.

Damián Cutrera junto a su esposa

Damián Cutrera junto a su esposa

A las 2:33 de la madrugada entró una llamada por un herido de arma de fuego en el servicio de emergencias y una ambulancia se desplazó hasta el lugar. “Cuando llegó se encontró con un hombre con un disparo en el tórax haciendo un paro cardíaco entonces se pidió apoyo a otra ambulancia”, detalló este domingo a la mañana el titular del SAME, Alberto Crescenti, que a raíz de las características del hecho dejó saber que hubo que enviar además otro equipo “para contener a los familiares”. Ayer por la tarde en la casa de la familia Cutrera en Garín, todo era enojo y desconsuelo tras la muerte de Damián.

“En la tele están diciendo boludeces”, gritó un allegado a la víctima en diálogo con Infobae, pocos minutos después de que Zoloaga saliera en vivo por televisión desde el lugar de los hechos, argumentando que Acosta pensó que querían robarle, que se trataba de delincuentes. “Hay dos nenes chiquititos a los que los dejaron sin una familia”, agregó una familiar.

A mitad de esta tarde la esposa de Cutrera volvió a ser llamada por la Justicia para ampliar su declaración. Si bien desde el entorno no quisieron dar detalles por no encontrarse “en condiciones de hablar”, negaron que hubiera existido una situación de robo sobre la autopista.

“Ni siquiera estaban tomados porque Damián no tomaba”, agregaron en medio de lágrimas, antes de no querer hacer más declaraciones al menos por este domingo, adelantando que quizás mañana (por hoy) o pasado (por el martes) junten las fuerzas necesarias para hacerlo, pero asegurando: “No se la va a llevar de arriba ese hijo de puta”.

Una alta fuente de la Prefectura por su parte hizo saber en comunicación con Infobae que si bien se cree en la versión de que Acosta fue atacado, la fuerza “repudia la actitud, dejando en claro que nuestro objetivo es formar personal para cuidar a los ciudadanos”. En esa línea informaron además que el implicado fue “separado inmediatamente” y aclararon que será la Justicia la que determine el grado de responsabilidad.

SEGUÍ LEYENDO

Relatos salvajes: discutió con otro automovilista por una mala maniobra, sacó un arma y lo mató



Source link