El presidente Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidente Rosario Murillo (AFP)
El presidente Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidente Rosario Murillo (AFP)

La Policía de Nicaragua dio hoy por iniciado el “Plan Belén”, en el que unos 15.000 agentes han sido desplegados en todo el país para garantizar la seguridad, una parte de ellos con fusiles de guerra, en Navidad.

El “Plan Belén” fue activado en los 153 municipios de Nicaragua, para prevenir delitos durante las fiestas de Nochebuena, que los nicaragüenses celebran la noche de este 24 de diciembre.

La Navidad es uno de los días más celebrados en Nicaragua, donde las personas acostumbran reunirse en familia e intercambiar regalos.

El uso de fusiles de guerra, en su mayoría AK-47, no era un elemento destacado en las fuerzas policiales de Nicaragua hasta el estallido social del 18 de abril pasado, cuando los nicaragüenses se levantaron en protestas contra el presidente Daniel Ortega, que han dejado cientos de muertos y desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles de exiliados.

La Policía informó que el plan consiste en regular el tráfico, vigilar puntos fijos, y realizar patrullajes a pie, en motocicletas, bicicletas automóviles ligeros y camionetas. Los policías harán presencia en mercados, paradas de autobuses, parques y balnearios, según la información oficial.

Hasta antes del estallido social Nicaragua era considerado uno de los países más seguros de Latinoamérica, con una tasa de homicidios que llegó a ser de 6 por cada 100.000 habitantes y una tasa de robos de 71,5 por cada 100.000 habitantes, según datos oficiales.

Con información de EFE

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

El régimen de Daniel Ortega ordenó la captura de dos periodistas críticos del Gobierno

Los familiares de los presos políticos de Nicaragua pidieron apoyo al papa Francisco



Source link