Cómo cuidarse durante los banquetes de celebración
Cómo cuidarse durante los banquetes de celebración

Frente a la mesa de las fiestas es muy difícil decir que no. ¿Quién puede resistirse a tantas cosas ricas? Casi nadie. Para colmo de males, con su carga de reuniones, brindis y corridas, diciembre nos hace llegar a las fiestas de fin año realmente malcomidas. “Generalmente Navidad nos encuentra extenuadas porque en diciembre todo se suma: trabajos a terminar, compras y reuniones”, dice la licenciada Pilar Llanos, nutricionista (M. N. 0205).

Y agrega: “Esto hace que muchas veces comamos mal y rápido, o sólo una vez al día (muchos bocados al paso que no cuentan como comida y bastante delivery, con predominio de empanadas y pizza, que no hacen más que perjudicar nuestro organismo). Excesos de grasas, de sal, harinas blancas y azúcar, sumados a pocas horas de sueño y alcohol, se convierten en una combinación explosiva”.

¿Qué hacer entonces? La especialista nos brinda consejos para que las mesas de  las fiestas no nos caigan tan pesadas:

x Prepará y serví tragos no alcohólicos. “Son mejores que las gaseosas”, afirma Llanos. Algunas ideas: licuado granizado de melón con hielo, licuado de ananá fresco con jengibre rallado, hielo y agua o granizado de limón con agua y hielo (más recetas en Foodies, pág. 64). “Para endulzar utilizá sucralosa, sabe como el azúcar y no agrega calorías”, dice la experta.

x Ensaladas. Optá por las más frescas y menos calóricas y que a la vez sean de digestión fácil. “Las ensaladas con verduras de hoja, como lechugas o repollos, son livianas pero producen molestas distensiones abdominales”, dice la Lic. Llanos, y continúa: “Son preferibles las preparadas con fibra más amigable”.

UNA MESA AMIGABLE.

Algunos ejemplos de ingredientes amigables: ●Remolacha cocida y manzana deliciosa en cubitos. ●Zanahoria cocida y palmitos. ●Pepinos en rodajas superfinas (queda riquísima aderezada con yogur natural).●Champignones con rodajas de tomate perita y huevos de codorniz duros. ●Rúcula (sólo hojas tiernas sin ningún cabito), tomate y palta (rociada con limón). ●Ensalada criolla (ají verde, cebolla y tomate, todo bien picadito). ●Evitá –o serví porciones pequeñas– las ensaladas clásicas: rusa, de papas, de arroz o de arvejas y choclo. “Tienen muchos hidratos de carbono, nutrientes que ya estarán presentes en los clásicos de la mesa navideña, como pan dulce, stollen y budines”, dice la experta. ●Si utilizás vegetales fibrosos como lechuga criolla, hinojo o apio, la recomendación es cortarlos muy finitos y comerlos en poca cantidad para contrarrestar el efecto de distensión abdominal que suelen causar.

En cuanto a los aliños, lo ideal es servir las ensaladas sin nada y colocar diferentes aderezos en la mesa para que cada comensal se sirva a gusto. Ideas de aliños light: ●Plato con gajos de limón. ●Bowl con una vinagreta clásica: aceite, vinagre y sal. ●Bowl con mayonesa light aligerada (batida con agua y un toque de limón). ●Vinagreta con aceite, vinagre o jugo de limón, un poco de agua y yema de huevo duro tamizada. ●Aderezo verde preparado con una vinagreta a la que habrás agregado ajo en polvo y perejil picado.

¿QUÉ COMEMOS?

No son pocas las familias que, para poder disfrutar de la noche, sirven mesas frías. “En ese caso se sugiere no exagerar con las grasas“, recomienda la licenciada Llanos. ¿Cómo hacerlo? En vez de tartas tradicionales, cuyos rellenos suelen tener queso, huevos, cremas, etc., presentá rellenos livianos, listos para armar canapés sobre tostines, tostadas de pan baguette, rodajas finas de pan integral o carnes fileteadas.

Entre los rellenos podés optar por: ●atún, tomate y huevo duro, todo picado. ●Guacamole: palta, tomate picado, cebolla y ají verde súper picado, jugo de limón y un toque de oliva. ●Cuadraditos superfinos de tortilla de espinacas o de puntas de espárragos.

x Si vas a servir carnes. La sugerencia es que evites las envolturas de panceta ahumada, que son muy calóricas. Opciones más livianas: ●Rebanadas finitas de peceto horneado en bolsas o hervido con muchos aromas. ●Rodajas de pechuga de pollo (bien aplanada, con relleno de zanahoria y aceitunas y un poco de huevo para ligar, arrollada y cocida, envuelta en papel manteca o aluminio). ●Camarones y bastones de surimi. Recordá que necesitan mucho hielo con sal debajo para mantenerse frescos.

Y A LA HORA DE LOS POSTRES…

No agregues harinas al menú. Aprovechá la abundancia de frutas de estación. Opciones: ●Ensaladas de frutas naturales. ●Cerezas y uvas. ●Frutillas fileteadas y gajos de naranjas pelados a vivo. ●Gajos de manzana cocidos (con sucralosa y canela). ●Peras en mitades o en gajos al vino tinto con clavo de olor.

No te prives de llenar la mesa de pan dulce, budines y turrones, pero hacelo de esta manera: ●Cortados en bocados, así se puede probar sin demasiada culpa. ●A los turrones tratalos como si fueran bombones: pequeños bocaditos que hasta podés presentar en pirotines. ●No exageres con las frutas secas, con las que vienen en el pan dulce es suficiente. ●Último consejo: moderación con el alcohol. Tené en cuenta el recurso de alternar bebida alcohólica con copa de agua o soda bien fría.

texto FABIANA POLINELLI fotos LATINSTOCK

SEGUÍ LEYENDO:
20 ideas deco y gourmet para ambientar tu casa estas fiestas



Source link