Efectivos de la Policía de la Ciudad se encontraban en la avenida Medrano al 500, en el barrio porteño de Almagro, cuando vieron cómo un joven a bordo de una moto descendía de la vereda a la calle en forma intempestiva. Lo acompañaba otro adolescente. Ninguno de los dos tenía casco.

La maniobra sorprendió a los agentes. Uno de ellos se colocó al lado de los motociclistas para darles la voz de alto, pero en ese momento el conductor apuñaló al efectivo en su cavidad torácica con un elemento corto punzante. Tras el ataque, inició la fuga.

Al llegar a Medrano y Sarmiento, los delincuentes doblaron en contramano, seguidos por las motos de la Policía de la Ciudad. Al verse cercados, los jóvenes, que tienen 15 y 17 años, realizaron una mala maniobra y fueron embestidos por un Renault Koleos. Los dos cayeron al suelo.

El conductor de la moto fue rápidamente detenido por uno de los agentes, que le encontró un cuchillo de cocina. El segundo intentó escapar y no lo logró: fue capturado a veinte metros del lugar.

Minutos más tarde una mujer de 44 años señaló que la moto, marca Honda Twister, le pertenecía y que le había sido sustraída a 50 metros del lugar.

El oficial atacado se encuentra fuera de peligro, en tanto los delincuentes de nacionalidades paraguaya y argentina, fueron puestos a disposición del Juzgado de Menores Nro. 6 del Dr. Soladati y el caso fue caratulado como “robo de vehículo dejado en la vía pública y agresión física con arma”.



Source link