El actor Liam Neeson fue atacado duramente por sus polémicas declaraciones sobre un momento de su vida en el que- según confesó- salió por las calles a “matar a un negro bastardo” después de que una amiga cercana revelara que había sido brutalmente violada.

“No soy racista“, se defendió Neeson en una entrevista para Good Morning America este martes. Pero sí -reconoció- que lo hizo. “Salí deliberadamente a ‘zonas de negros’ de la ciudad, esperando que me atacaran“, afirmó, después de descubrir lo que le había sucedido a su amiga. “Me sorprendió y me dolió … Busqué ayuda, fui a un sacerdote”.

Neeson, de 66 años, agregó: “Por suerte no hubo violencia“, aunque cree que si un hombre se le hubiera acercado, lo habría atacado y posiblemente lo habría matado a golpes.

También aclaró que habría buscado a un hombre blanco si su amiga le hubiese dicho que su atacante se ajustaba a esa descripción, y que le hizo otras preguntas aparte de su raza.

En la entrevista, el actor fue muy franco y dijo que su conclusión de esta experiencia es el que debate y educación son las claves para combatir el racismo y la intolerancia.

La revelación de Neeson fue parte de una entrevista sobre su nueva película, Cold Pursuit, en la cual el actor interpreta a un padre que busca venganza por la muerte de su hijo. 

Tras la polémica por estas dichos, el estreno en Nueva York del filme se canceló a último minuto.

Esta semana, en diálogo con el diario inglés The Independent, el protagonista de Taken relató que caminó por las calles con un palo, esperando que alguien se le acerque y comience un altercado:”Lo hice durante tal vez una semana, con la esperanza de que algún ‘negro bastardo’ saliera de un pub y me provocara para poder matarlo“.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Liam Neeson confesó su deseo de matar a un “hombre negro” para vengar la violación de una amiga



Source link