Un mercado tradicional dañado por el terremoto en Ambon (Antara Foto/Izaak Mulyawan/via REUTERS)
Un mercado tradicional dañado por el terremoto en Ambon (Antara Foto/Izaak Mulyawan/via REUTERS) (ANTARA FOTO/)

Al menos una persona ha muerto y otra está desaparecida en Indonesia tras un sismo de magnitud 6,5 registrado este jueves en las remotas islas Molucas, en el este del país.

El temblor ha causado destrozos en edificios y un corrimiento de tierra, ha precisado la agencia de gestión de catástrofes local.

Un hombre ha muerto en un accidente de moto cuando intentaba huir y otra persona ha sido dada por desaparecida después de un deslave, ha informado un portavoz de la agencia.

El terremoto fue de magnitud 6,5, con un epicentro a unos 37 kilómetros al noreste de Ambon, en la provincia de Molucas, según el Instituto de Estudios Geológicos de Estados Unidos (USGS). Se produjo a las 8H46 locales (11H46 GMT del miércoles), a una profundidad de 29 km.

Le siguieron decenas de réplicas. Presas del pánico, los habitantes corrieron hacia las partes más altas de la zona para protegerse.

“El impacto se ha sentido en Ambon y en las inmediaciones”, ha explicado Rahmat Triyono, un responsable de la Agencia de Meteorología, del Clima y de Geofísica (BMKG). “Era como si un camión pasara al lado de una casa, las lámparas empezaron a balancearse”.

En las imágenes tomadas en la ciudad de Ambon, de alrededor de 400.000 habitantes, se ven muros caídos, escombros y grietas en los edificios.

Un edificio de la universidad dañado por el terremoto en Ambon, Indonesia (Antara Foto/via REUTERS)
Un edificio de la universidad dañado por el terremoto en Ambon, Indonesia (Antara Foto/via REUTERS) (ANTARA FOTO/)

“Estaba durmiendo con mi familia cuando la casa empezó a moverse”, dijo un reportero de la AFP presente en Ambon.

“El sismo fue realmente fuerte. Salimos corriendo de la casa y vimos que los vecinos también huían. Todo el mundo entró en pánico”, relató.

Según las primeras informaciones, el epicentro del sismo se produjo en el mar, pero la agencia indonesia de gestión de catástrofes rectificó posteriormente y lo localizó en tierra, lo que aumenta el riesgo de daños.

El responsable local de la agencia, Oral Sem Wilar, llamó a la población a mantener la calma.

Una escuela dañada en Ambon (Weul Artafella via REUTERS)
Una escuela dañada en Ambon (Weul Artafella via REUTERS) (WEUL ARTAFELLA/)

“La gente entró en pánico y empezó a evacuar algunas localidades, pero no hay razón para asustarse porque no hay alerta de tsunami”, dijo a la AFP.

“Mucha gente temía un tsunami y se refugió en las partes altas. La mayor parte de las casas de aquí se encuentran en la zona de playa”, cuenta Clementine Mataheru, una habitante del pueblo de Hunud, en las afueras de Ambon.

Indonesia, un archipiélago de 17.000 islas e islotes, sufre a menudo actividad sísmica y volcánica debido a su situación en el llamado Cinturón de Fuego del Pacífico, donde colisionan grandes placas tectónicas.

El archipiélago cuenta además con más de 100 volcanes activos.

El año pasado, a finales de septiembre, un terremoto de magnitud 7,5 y el consiguiente tsunami en Palu, en la isla de Célebes, dejó más de 4.300 muertos o desaparecidos.

El 26 de diciembre de 2004, un devastador sismo de magnitud 9,1 frente a las costas de Sumatra provocó un tsunami que causó la muerte de 220.000 personas en la región del océano Índico, unas 170.000 de ellas en Indonesia.

(Con información de AFP)



Source link