Braian Fillip, un visitador médico de 28 años, fue ejecutado ayer a la mañana de un tiro en la cabeza segundos después de bajarse de su Volkswagen Gol Trend color rojo en la calle General Lavalle al 2800, en la localidad bonaerense de San Fernando. De acuerdo con la investigación, el asesino llegó en otro vehículo, lo abordó, sacó un arma y casi sin decirle una sola palabra, le disparó en el cráneo. El joven murió en el acto y la persona que le quitó la vida escapó.

De entrada, los investigadores descartaron el robo. Según dijeron fuentes policiales a Infobae, Braian tenía todas sus pertenencias encima: dinero, celular y hasta las cadenas de oro que usaba. Es decir, para la policía hay algo claro. Se trató de un ajuste de cuentas. Al lugar llegaron primero efectivos de la comisaría 3 de San Fernando, quienes pudieron saber según testigos que el asesino hizo arrodillar a la víctima y después la mató.

Braian, la víctima (Facebook)
Braian, la víctima (Facebook)

Con el correr de las horas, la UFI San Fernando a cargo del fiscal José Ignacio Amallo -que investiga el caso- pudo establecer que el homicidio fue ejecutado por un ciudadano venezolano identificado como Roswil Nelson Belisario Bolívar, un ingeniero mecánico de 31 años, que después de asesinar al visitador médico huyó hacia Brasil. Sin embargo, no fue el único dato que pudieron recavar y descubrieron que detrás del crimen había una trama aún más compleja y una planificación que involucró a al menos dos personas más.

De acuerdo con las fuentes, Braian había retomado una relación amorosa hace poco con una joven de 24 años, quien a su vez había sido pareja de Belisario Bolívar. Esto, al parecer, causó el enojo del padre de la chica – un hombre identificado como Enrique Zunino– que no toleraba que su hija estuviera nuevamente con Fillip. Fue entonces que junto al ex yerno (que también era su empleado en un taller) y su hijo, planificaron el asesinato. Según establecieron, fue el hermano de la joven quien compró un revólver calibre 38 largo marca Golitat y se lo dio al venezolano para matar a Braian.

El acusado del crimen
El acusado del crimen

Ya con el arma en su poder, el sospechoso comenzó a seguir a la víctima por las calles de San Fernando a bordo de un Fiat 147 negro. Según las filmaciones de las cámaras del Centro de Operaciones del Municipio a las que accedió Infobae, el asesino persiguió con mucho sigilo a Fillip hasta la casa de la ex novia.

Allí esperó durante algún tiempo hasta que observó que la pareja salió hacia la estación de tren de Victoria. La chica debía ir a trabajar y Braian la acompañó. En ningún momento la víctima sospechó que a pocos metros lo estaba siguiendo el hombre que minutos después lo asesinaría.

El plan seguía según lo convenido. Belisario continuó detrás del auto rojo del visitador médico hasta que finalmente lo interceptó en la calle General Lavalle al 2876.  Ambos conductores descendieron, el atacante hizo que se arrodillara y le disparó.

Horas después se libró un pedido se captura a Migraciones, a raíz de que los investigadores constataron que el autor material del hecho se estaba desplazando por la ruta 14 hacia Brasil. Además, en un allanamiento en un taller que pertenece al padre de la joven, lograron incautar el arma utilizada y el Fiat 147 negro en el que Belisario Bolívar llegó hasta la calle General Lavalle para concretar el macabro plan. Por ahora ni el ex suegro ni su hijo tienen orden de detención.

La víctima era padre de una niña y había estudiado para visitador médico en la Universidad Abierta Interamericana (UAI). Varios de sus amigos lo despidieron en las redes sociales aún sin creer lo que había ocurrido. “Llegaste como un amigo de mi hermano y te hiciste re querer amigo. En una época vivías en casa. Una re persona más buena que el pan. No entiendo qué pasó. Siempre con una sonrisa y buena onda y un gran padre. Pido justicia por vos turro”, escribió Alan, uno de sus amigos.

Seguí leyendo

“Obvio que quiero volver a estar libre”: cómo pasa sus días Nahir Galarza y el romance con el joven hijo de un narco

El padre de la mujer asesinada en la Catedral de Bariloche tiene custodia mientras buscan al femicida: “Espero que lo encuentren muerto”



Source link