El pasado 15 de octubre, Fidelity Investments anunció que lanzaba una nueva división para la reserva y el trading de criptomonedas, enfocada a sus clientes institucionales.

Fidelity Digital Assets, que cuenta con un personal de 100 empleados, está dirigido por Tom Jessop, quien anteriormente fue director general de Goldman Sachs Group. Es uno de las firmas de inversión más grandes del mundo, con más de $ 7.2 billones de activos bajo administración, actualmente sirve a más de 13,000 instituciones.

Fidelity Digital Asset Services LLC comprará y venderá electrónicamente criptomonedas en nombre de los fondos de cobertura, “family offices” y otras instituciones financieras.

Traerá los activos desde las grandes firmas cripto OTC (over the counter) y los mantendrá bajo custodia en almacenamiento en frío.

La compañía ofrecerá inicialmente sus servicios para las dos mayores criptomonedas, bitcoin y ether, pero planea ampliar su lista de activos el próximo año.

La nueva compañía de Fidelity podría desempeñar un papel importante para ayudar a que el mercado de la nueva clase de activos madure, ya que atrae más interés de las instituciones financieras tradicionales.

La falta de custodia y otros servicios administrativos por parte de las compañías financieras de marca han mantenido la tapa sobre la inversión institucional en monedas digitales.

“Nuestro objetivo es hacer que los activos digitales nativos, como bitcoin, sean más accesibles para los inversores”, dijo en un comunicado Abigail Johnson, presidenta y directora ejecutiva de Fidelity Investments.

El impulso de la criptomoneda de Fidelity sigue los movimientos de otras grandes compañías financieras en activos digitales, como Intercontinental Exchange Inc, el propietario de la Bolsa de Nueva York y CME Group Inc.

“Pensamos que alguien como Fidelity entrará en este mercado tendrá un efecto positivo en toda la industria”, dijo Jessop en una entrevista.

Johnson ha sido uno de los partidarios de las criptomonedas más antiguas y de mayor perfil en las finanzas generales.

POR QUÉ ES IMPORTANTE

1. Fidelity es número cuatro en el ránking de manejo de activos en el mundo. Con un total de 7.2 millones de dólares para administrar, y ocupándose del resguardo y de la comercialización de criptomonedas, esto implica que la industria se acerca a las masas y deja de ser un mundo de nicho. Una movida como esta implica una cantidad de investigación y planificación minuciosa, no es una decisión que se tome de la noche a la mañana.

2. A medida que jugadores tradicionales se suman al mundo cripto cambian la mirada de los más desconfiados. Las instituciones y los pesos pesados mueven la opinión de los más críticos de las nuevas monedas digitales. Además, un viejo nombre conocido resuelve el problema de la confianza en la custodia de las criptomonedas, un tema no menor.

3. El de Fidelity es un caso más que acerca a los mundos de Wall Street y cripto. También están en la lisa Intercontinental, con su producto de futuros y Goldman Sachs con los 16 millones de dólares en BitGo.



Source link