La madre de Sandra Parks, Bernice Parks es abrazada por Jasmine Wells, la abuela de la niña de 13 años que murió al ser alcanzada por una balada perdida en su casa (Mike De Sisti/Milwaukee Journal-Sentinel via AP)
La madre de Sandra Parks, Bernice Parks es abrazada por Jasmine Wells, la abuela de la niña de 13 años que murió al ser alcanzada por una balada perdida en su casa (Mike De Sisti/Milwaukee Journal-Sentinel via AP)

Sandra Parks sabía demasiado sobre la muerte, incluso a una edad temprana.

“Estamos en un estado de caos. En una ciudad en la que vivo, escucho y veo ejemplos de caos casi todos los días. Los niños pequeños son víctimas de una sin sentido violencia con armas”, escribió Parks.

Han pasado dos años desde que la niña de 13 años escribió sobre la violencia con armas de fuego en su vecindario de Milwaukee. Llamó a su ensayo “Nuestra verdad”, un recordatorio aleccionador de que, como dijo, las malas decisiones y el odio de la gente han llevado a tanta violencia. Escribió sobre intentar escapar del caos, del “crimen negro contra negro” que la deprimía. A veces se ponía los auriculares, escribió, y dejaba que la música se la llevara a otro lado.

Pero no pudo escapar de aquello.

Días antes del Día de Acción de Gracias de este año, Parks estaba en su habitación cuando una bala se disparó desde un arma en el exterior, dirigida a nadie en particular, perforó un agujero en su casa y aterrizó en su pecho, dijeron las autoridades.

“Mamá, me han disparado”, le dijo a su madre.

Parks, la niña que pidió paz y empatía, murió el lunes por la noche.

“De forma trágica, su muerte fue causada por alguien que simplemente decidió que iban a disparar balas a su casa, y ella está muerta. Una niña de 13 años, en la semana de Acción de Gracias, en una noche escolar, en su habitación, y murió“, dijo el martes a la prensa el alcalde de Milwaukee, Tom Barrett.

Los investigadores no han dicho por qué hubo disparos hacia la casa de la adolescente, a unas pocas millas al norte del centro de Milwaukee. Tal vez el hombre armado quería “ajustar unas cuentas, expresar ira, tratar de asustar a alguien”, dijo Barrett.

“Todo lo que sabemos”, dijo, “es que una niña de 13 años murió anoche en su habitación”.

Bernice Parks, la madre de Sandra, dijo a la policía que fue despertada por disparos poco antes de las 8 de la noche, según una denuncia penal citada por el Milwaukee Journal Sentinel. Vio a su hija sangrando en el suelo.

“Dijo: ‘Mamá, me dispararon. Llama a la policía'”, dijo Parks a la afiliada de Fox, WITI, con la voz quebrada mientras sollozaba. “La miré. No lloraba. No estaba gritando. Ella era tan pacífica… No merecía dejar este mundo así”.

La policía arrestó a Isaac Barnes, de 26 años, y Untrell Oden, de 27. Iban caminando a su casa de regreso a una tienda cuando Barnes comenzó a disparar contra nadie en particular, dijo Oden a los detectives, informó el Journal Sentinel.

Las autoridades dijeron que la ex novia de Barnes le dijo a un oficial de policía que sospechaba que el hombre estaba involucrado en el tiroteo. Estaba estacionada en una calle cerca de la casa de Sandra esa misma noche cuando Barnes, enmascarado y armado con un rifle, se acercó a ella, informó el Journal Sentinel.

“Tienes suerte de que los niños estén en el coche. Iba a disparate”, dijo Barnes, según contó la mujer a la policía.

Isaac Barnes, de 26 años, y Untrell Oden, de 27, fueron acusados de la muerte de Sandra Parks, de 13 años. (Milwaukee County Jail)
Isaac Barnes, de 26 años, y Untrell Oden, de 27, fueron acusados de la muerte de Sandra Parks, de 13 años. (Milwaukee County Jail)

Los oficiales registraron el vecindario y encontraron a Barnes y Oden escondidos en una casa a pocas cuadras de distancia. Un rifle AK-47 estaba en un dormitorio, y una pistola AK-47 había sido arrojada a un tacho de basura de la cocina. Las autoridades dicen que cuatro casquillos encontrados fuera de la casa de Sandra fueron disparados con la esa pistola, informó el Journal Sentinel.

Barnes está acusado de homicidio imprudente de primer grado con un arma peligrosa y de poner en peligro a la seguridad. Él y Oden, ambos delincuentes con antecedentes, también están acusados de posesión ilegal de un arma.

En 2016, las escuelas públicas de Milwaukee realizaron un concurso de ensayos sobre Martin Luther King Jr. Sandra, entonces estudiante de sexto grado, ganó el tercer lugar. Había elegido escribir sobre la violencia con armas de fuego porque el mundo no había estado a la altura del sueño del líder de los derechos civiles, dijo en una entrevista con la Radio Pública de Wisconsin.

“El mundo en el que nos hemos convertido ahora es algo como en que todo lo que escuchas es que alguien se está muriendo y alguien recibiendo un disparo, y la gente simplemente no piensa en qué padre, hijo, nieta o nieto acabas de matar”, dijo Sandra.

La adolescente, que estaba en octavo grado cuando murió, esperaba ir a la universidad para ser escritora, escribió su madre en una página de GoFundMe creada para ayudar a la familia a pagar los servicios conmemorativos. Hasta este jueves por la mañana había recaudado más de 10.000 US$.

El Washington Post no pudo contactarse con Bernice Parks el jueves.

“Nunca me sentí tan perdida”, escribió en Facebook. “Mi pecho se siente como si una [roca] estuviera aplastando mi corazón. Necesito paz. Perdí mi amor”.

Hablando con los periodistas esta semana, la madre de tres hijos apenas podía respirar mientras lloraba y hundía la cara en el pecho de un pariente.

“Ella era todo lo que este mundo no era… Pasó por muchas cosas, y cada vez que estaba deprimida, mi bebé se levantaba… Ella siempre se levantó… Ella era mi ángel desde el momento en que estuvo en mi vientre hasta el momento en el que salió. Ella seguirá siendo mi ángel”, dijo Parks.

El martes, vecinos, amigos y familiares se reunieron para una vigilia para Sandra. Bernice Parks estaba frente a los reporteros, envuelta en una manta rosa claro, con una imagen de la cara de su hija pegada a su chaqueta. Un hombre llevó la placa que Sandra ganó por su ensayo hace dos años.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Las impactantes imágenes que los médicos de Estados Unidos comparten en Twitter contra las armas de fuego

Estados Unidos y las armas: razones y cifras de una pasión incontrolable a pesar de las tragedias

La extraña iglesia en Estados Unidos donde sus feligreses portan rifles AR-15

En Estados Unidos ya hay escuelas que tienen armas para que los profesores repelen posibles ataques



Source link