(Maximiliano Luna)
(Maximiliano Luna)

En enero de este año, a partir de una disparada de casos de fiebre amarilla en Brasil y una recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para que quienes viajaran a las zonas de riesgo se vacunen, los principales centros de salud públicos se colmaron de argentinos que habían planeado vacacionar en ese país y los centros privados no contaban con suficientes dosis para cumplir con la demanda.

Las filas eran eternas, los cupos en muchos casos limitados y hubo quienes acamparon toda la noche para viajar con su certificado internacional de vacunación. A partir de ese “furor” y atentos a la situación sanitaria brasileña, el Ministerio de Salud y Desarrollo Social lanzó un sistema online desde donde se solicitan obligatoriamente los turnos para recibir la vacuna en la Dirección de Sanidad de Fronteras, ubicada en La Boca, y desde donde puede verse el listado de centros de vacunación que la aplican.

(Adrián Escandar)
(Adrián Escandar)

Además, para evitar sobredemanda, ya que la recomendación sigue vigente, la web ofrece un test para saber si es necesario recibirla en cada caso dependiendo de las condiciones médicas del paciente y el riesgo al que se expone de acuerdo a donde viaje. Es fundamental la consulta previa con un médico. También se informa en el sitio que una sola dosis de la vacuna dura toda la vida, por lo que para los viajeros no es necesario repetirla en caso de ya haberla recibido y para que sea efectiva la inmunización debe aplicarse al menos diez días antes del viaje.

Aún así, a medida que se acerca el inicio de la temporada, muchos argentinos que tienen previsto vacacionar en Brasil se encontraron con demoras de hasta 45 días para conseguir turno en Sanidad de Fronteras. Sin embargo, como excepción se aplica la vacuna sin turno para quienes viajan de urgencia o estaban más próximo a viajar, pero debieron esperar hasta cuatro horas para recibir la dosis.

Una sola dosis dura toda la vida y es necesario recibirla 10 días antes de viajar para que sea efectiva (Maximiliano Luna)
Una sola dosis dura toda la vida y es necesario recibirla 10 días antes de viajar para que sea efectiva (Maximiliano Luna)

La fiebre amarilla es una enfermedad viral aguda, hemorrágica, transmitida por mosquitos infectados. El virus es endémico en las zonas tropicales de África y América Latina y, en Argentina, el Calendario Nacional de Vacunación incluye una dosis para niños y niñas de 18 meses que viven en la provincia de Misiones y Formosa y algunos departamentos de Corrientes, Chaco, Salta y Jujuy, con un refuerzo a los 11 años.

Este verano tras el brote en Brasil, se registraron en Argentina dos muertes de siete casos en total de la enfermedad, vinculados al turismo en zonas de riesgo. Por prevención, ya que no existen tratamiento curativo para la fiebre amarilla y en su fase tóxica es mortal. Deberán vacunarse prinicipalmente los turistas que viajen a los estados del Sur de Brasil (Santa Catarina, Parana, Río Grande do Sul, Río de Janeiro y San Pablo).

Por las contraindicaciones de la vacuna, no deben vacunarse: los menores de seis meses; los mayores de 60 años; embarazadas; mujeres en período de lactancia hasta los 8 meses inclusive; personas con antecedentes de alergia a cualquiera al huevo, proteínas de pollo o gelatina; quienes tengan alteraciones del sistema inmune, incluyendo la infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH); pacientes con timo, miastenia gravis, síndrome de Digeorge, tumores malignos, trasplantes de órganos y patologías que requieran tratamientos con inmunosupresores y/o inmunomoduladores.

(Maximiliano Luna)
(Maximiliano Luna)

En mayo de este año a través de un convenio de cooperación técnica recíproca entre los otrora ministerios de Ciencia y Tecnología y Salud de la Nación junto con la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS), la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) y la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos (ANLAP), firmaron un convenio de cooperación técnica recíproca para la producción nacional de la vacuna contra la fiebre amarilla.

La Fundación Oswaldo Cruz de Brasil que cuenta con el Instituto de Tecnología en Inmunobiológicos (Bio-Manguinhos), es uno de los principales productores de la vacuna y colaborará con la fabricación de la tecnología necesaria para lograr que la producción local de la vacuna -que estaría disponible en el último trimestre de 2019- se realice en las dependencias de la Anlis.

SEGUÍ LEYENDO:

Aseguran que el último brote de fiebre amarilla en Brasil se originó en los primates

Fiebre amarilla: Argentina producirá una vacuna a partir de un convenio de cooperación entre Salud y Ciencia



Source link