La mexicana promueve una industria pornográfica alternativa (Foto: Karyn Hunt/especial)
La mexicana promueve una industria pornográfica alternativa (Foto: Karyn Hunt/especial)

Lina Bemba estudió Relaciones Internacionales, cuando llegó a Berlín nunca se imaginó que encontraría una ocupación completamente opuesta a lo que había estado haciendo hasta entonces.

Lo primero que hizo cuando llegó a la capital alemana fue ir a ver una película para adultos y lo que encontró la ayudó a descubrir nuevas formas de hacer y de apreciar la pornografía.

Aunque en sus planes no estaba el convertirse en actriz y menos de películas eróticas, ahora, junto con la española Paulita Pappe es una de las figuras más destacadas a nivel mundial en el llamado “porno feminista” o “ético”, un entretenimiento para adultos que busca cambiar la visión que se tiene de la mujer en la industria.

Uno de los principales objetivos de este movimiento alternativo es dejar de mostrar a la mujer como un objeto y darle a la pornografía un enfoque orientado al placer femenino.

“Creo que todos tenemos derecho a una diversidad, a elegir qué tipo de porno queremos ver“, comentó Bemba al El Diario, de España.

La mexicana se atrevió a adentrarse en el mundo del porno luego de asistir a un festival que se realiza en la capital alemana, donde conoció los nombres de directoras que estaban haciendo cosas diferentes con quienes se contactaba por correo electrónico y después les pedía una cita. Cuando menos lo pensó ya estaba filmando su primer trabajo en un departamento donde sólo había un reducido número de personas.

Lina promueve la educación sexual a través de distintas acciones (Foto: livia kappler/ Especial)
Lina promueve la educación sexual a través de distintas acciones (Foto: livia kappler/ Especial)

“Lo que yo he hecho hasta ahora va en el rango de pornografía amateur feminista, que se refiere a pornografía comercial con un toque más enfocado al placer de la mujer y a mostrar a las chicas de manera más diversa en términos de estándares de belleza. También en términos de placer, las cosas que hacemos son más naturales y de acuerdo al placer que realmente sentimos”, dijo en una entrevista en mayo de 2018 al blog MALVESTIDA.

De Bemba llama la atención que no se trata de la clásica actriz de películas pornográficas, con el cabello rubio y una figura voluptuosa sino de una mujer delgada y de cabello oscuro.

Para ella, como comentó en el blog, el porno es “un performance y a veces el placer, los orgasmos y la química entre los actores es real y a veces no lo es, pero lo importante es que tú puedas proyectar las emociones que quieras darle a tu trabajo y transmitirlo a quien esté viendo”.

(Video: Juan Vicente Manrique/ Infobae México)

Sobre la forma de hacer porno en México, lamentó que exista gente que no se atreve a dar la cara abiertamente por las consecuencias que podría tener en su vida personal,  pero también se mostró complacida porque en festivales de cine importantes como el de Guadalajara, se abrieron espacios para invitar a directores de producciones eróticas.

Bemba no solo se dedica a hacer cine. También promueve la educación sexual en proyectos como un podcast llamado The Ersties Podcast, enfocado en temas de sexualidad y The Sex School, donde no sólo se habla sino que también se actúa de manera explícita situaciones sexuales.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Las mexicanas están entre las mujeres que ven más porno en el mundo y estos son sus gustos

Por qué “Dragon Ball Z” está entre lo más buscado en los sitios porno de México

Actriz porno en México lanzó un sorteo para actuar con ella en una película

La sesión fotográfica porno que indignó a los alumnos de una de las universidades más importantes de América Latina

 



Source link