Domingo 25 de noviembre. La Superfinal entre River y Boca volvía a suspenderse ante la protesta del Xeneize, que alegó que varios de sus futbolistas aún no estaban aptos para jugar tras los incidentes con el micro que los trasladó el sábado al Monumental y realizó el reclamo de descalificación al Millonario ante el Tribunal de Disciplina. Canal 4 de España realizaba la cobertura de la postergación de la definición de la Copa Libertadores con un cronista en las inmediaciones del estadio. Pero el periodista no se encontraba en las mejores condiciones.

Ángel Sastre, a cargo del móvil, se encontraba en estado de ebriedad, según informó La Vanguardia de España, hecho por el cual permaneció poco más de un minuto al aire. “Estamos con aficionados de River, es lo último que queda. Estamos acá con algunas hermosuras, acercate, mira qué lindo”, fue su prólogo, pidiéndole a una madre que se pusiera a su niño ante la cámara, dándole la espalda al lente y arrastrando las palabras.

“Se están barajando fechas en diciembre, es un caos total el fútbol argentino y vamos a esperar. Me encantaría poderos explicar  lo que está pasando aquí, pero no puedo. Ellos tampoco pueden explicaros“, dijo, señalando a los fanáticos y sonriendo en una situación que no lo ameritaba. “Vamos a cortar…”, alcanzó a decir, cuando la imagen volvió al estudio, desde donde habían advertido que Sastre no estaba en el mejor estado para ponerse ante una cámara.

“Ese es el ambiente que se vive en el estadio Monumental”, intentó retomar el hilo del programa el conductor Roberto Arce luego del incómodo momento. El video se hizo rápidamente viral y quedó como una de las anécdotas de la Superfinal trunca.

Sastre desmintió haber estado ebrio en su cuenta de Twitter y recibió la solidaridad de muchos de sus colegas. Sastre cuenta con un notable currículum como periodista, realizando coberturas en zonas de conflicto: estuvo 299 días secuestrados por Al Qaeda en Siria, junto a otros dos periodistas españoles.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

La impactante oferta de Qatar para albergar la Superfinal de la Copa Libertadores entre River y Boca

Una encuesta reveló que la gente quiere que el River-Boca se juegue en el Monumental y con público



Source link